¿Existen ambiguedades en la nueva Ley de estacionamientos?

A casi un mes de su entrada en vigencia, se sigue generando controversia sobre su aplicación entre los consumidores, usuarios y proveedores de servicios de estacionamientos.

Tras la polémica de los cobros indebidos en diversos estacionamientos del país, hay tres aspectos que han generado dudas:
1) Algunas empresas cobran por el uso de estacionamientos más de los tramos específicos que se estipulan en la norma.
2) Algunos proveedores informan dentro de sus instalaciones que se eximen de responsabilidad para el caso de daño, robo o hurto.
3) El hecho de que la Ley no distinguiría entre aquellas empresas que tienen como giro principal el servicio de estacionamientos de aquéllas que poseen dicho servicio como accesorio.

En relación a los cobros, la Ley dispone que éstos se podrán efectuar optando entre alguna de las siguientes modalidades: Cobro por minuto efectivo de uso del servicio, quedando prohibido por tanto los cargos por períodos, rangos o tramos de tiempo; o cobro por tramo de tiempo vencido, no pudiendo establecerse un período inicial inferior a los 30 minutos. Agregando que los siguientes tramos no podrán ser inferiores a 10 minutos. Por lo tanto, cualquier otra forma de cobro, que se le pretenda hacer al consumidor, es ilegal.

En relación a los eximentes de responsabilidad para el caso de daños, hurtos o robos de vehículos, la Ley dispone que los proveedores de servicios de estacionamientos deberán tomar todas las medidas adecuadas a fin de evitar que el automóvil sufra daños, robo o hurto. Esto sin hacer distinción si el estacionamiento es gratuito o pagado. Por consecuencia, se consideran ilegales todos aquellos mensajes que contengan exenciones o limitaciones de responsabilidad.

En relación a este punto, la sentencia Rol: 5925-2010, pronunciada por el Primer Juzgado de Policía Local de Santiago, da cuenta que, “acreditado los daños del vehículo y la circunstancia de que las medidas de seguridad han resultado insuficientes en términos de impedir la comisión de ilícitos en contra del consumidor, el proveedor es responsable de una negligente prestación del servicio de estacionamientos”.

Por lo tanto, la Ley no distinguiría entre aquél proveedor que ofrece el servicio de estacionamientos como giro principal de aquél que lo brinda como servicio accesorio como el caso de Malls. De la lectura de la referida Ley podemos concluir que dicha diferencia no es necesaria, esto sustentado en fallos como el Rol Nº: 419-2014, pronunciado por la sexta sala de Ilustrísima Corte de Apelaciones de Santiago que, refiriéndose a los estacionamientos en los supermercados señaló: “aún cuando no se cobre una tarifa por ellos, constituye la prestación de un servicio que, en definitiva forma parte de la comercialización de los bienes que se ejecuta, toda vez que resulta un elemento gravitante en la decisión del consumidor de optar por uno o por otro establecimiento comercial, razón por la que importan beneficio económico para el responsable del supermercado, quién entonces ha de asumir la responsabilidad del cuidado de los bienes que allí quedan estacionados”.

Por lo que, al considerarse que los estacionamientos son parte del servicio principal de la empresa no es necesario realizar la distinción que se señala. A mayor abultamiento, dictámenes de la Contraloría, señalan que los estacionamientos por períodos inferiores a 24 horas, solo podrán cobrarse a quiénes no son clientes, confirmándose con ellos que los estacionamientos en caso de Malls y supermercados no son elementos separados, sino uno solo.

Claudia Candiani, Marzo 2017.

Add a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

web development